Inicio > Revista Canarii > Canarii 4 (Julio de 2007) > Un patrimonio a valorar por todos

Canarii 4 - Editorial

Campos de represión en las Islas

Un patrimonio a valorar por todos

El ejemplar que tiene entre sus manos de Canarii recoge, en su tema central, uno de los episodios más vergonzosos de nuestra historia reciente: la represión a la que fueron sometidos miles de canarios en campos de concentración de las islas.

Estos centros de internamiento forman parte de esa historia ocultada durante décadas, sólo recordada a media voz por quienes sufrieron momentos difíciles en lugares como La Isleta y Gando en Gran Canaria, o Fyffes en Santa Cruz de Tenerife.

Hubo otras muchas fórmulas y lugares para el exterminio: la marfea, la Sima de Jinámar… e incluso muchos canarios sufrieron cárcel o fallecieron en instalaciones de la Península o en los campos de exterminio nazi al ser capturados en Francia, en el exilio republicano o colaborando con la resistencia.

Otro de los temas destacados en este número de Canarii, es la realidad de los antiguos pobladores de las Islas tras la conquista. En esta ocasión se narra la vida de otro mencey guanche, el de Anaga, quien formara parte del bando de paz y no por ello fueron respetados sus derechos, obligado a emprender acciones legales para que se reconocieran sus derechos personales y sus propiedades frente a los nuevos propietarios de la isla de Tenerife.

La vida de este personaje es sorprendente, como también lo son los documentos que dejaron varios canarios del siglo XIX que recogieron sus vivencias e impresiones del día a día en unos cuadernos que han permitido conocer con más detalle la vida cotidiana de los canarios. Esos documentos, los diarios, fueron herramientas fundamentales para los historiadores, quienes aprovecharon este patrimonio intangible –la memoria y la historia oral- para documentar mejor sus análisis, bautizando el conjunto de obras casi biográficas como ‘los diaristas’.

La preservación y divulgación del patrimonio histórico, tangible e intangible, es un reto de nuestra sociedad y una apuesta decidida por parte de esta Fundación. Trabajos o iniciativas como la de los centros de fotografía de la Fundación para la Etnografía y el Desarrollo de la Artesanía Canaria (FEDAC), dependiente del Cabildo Insular de Gran Canaria, o del Museo de Historia de Tenerife, también forman parte de este interés social por recuperar el pasado para su conocimiento y valoración por las generaciones actuales y futuras.

Por eso, con estas líneas queremos reconocer el esfuerzo de quienes hacen del rescate de nuestro pasado su razón de ser, tanto profesionalmente como vocacionalmente, en la certeza de que sin su trabajo nuestra sociedad perdería los referentes de su historia, pero también de su proyección hacia el futuro.

Recursos relacionados

Buscar artículos por

Fundación Canaria Archipiélago 2021