Inicio > Revista Canarii > Canarii 6 (Noviembre de 2007) > Canarios de ida y vuelta

Canarii 6 - Editorial

El éxodo canario

Canarios de ida y vuelta

El fenómeno de la inmigración nos parece un hecho reciente en nuestras islas. Apenas una década o un par de décadas marcan el tránsito entre una tierra de emigrantes a un supuesto paraíso para la inmigración de todo el mundo, principalmente para nuestros vecinos de África.

Tras la conquista, las Islas se sumaron al resto de España aportando recursos y personas para poblar el ‘nuevo mundo’, lo que dio lugar a ciudades cuyos fundadores fueron canarios, como los casos de San Antonio de Texas o Montevideo. Con el tiempo, los beneficios de la colonización fueron desapareciendo y España y sus colonias vivieron una larga decadencia. En Canarias esa situación se tradujo en las hambrunas y las crisis que propiciaron grandes desplazamientos de población entre las Islas y con Latinoamérica, de forma legal o clandestina. Muchos arriesgaron sus vidas, abandonaron sus pueblos y se separaron de forma dramática de sus familias.

Las imágenes de aquella sociedad canaria atenazada por el hambre y la miseria se han olvidado tras pocas décadas de prosperidad. Pero el cambio vivido por las Islas ha sido aún más profundo. No sólo ya no tenemos que emigrar, sino que Canarias se ha convertido en un lugar de atracción para quienes anhelan un futuro mejor para ellos y sus familias.

No obstante, aquella realidad dejó numerosos episodios en los que la solidaridad y el apoyo a los canarios que emigraron hicieron posible que muchos pudieran emprender una vida nueva y próspera que repercutía directamente en las Islas gracias a las remesas de dinero y otros bienes enviados por los emigrantes, indianos o isleños (como se les conocía en ambos lados del Atlántico). Pero nuestra memoria ha olvidado rápidamente aquella realidad.

Hoy día, los canarios están dando muestras de una hospitalidad, generosidad y solidaridad extraordinarias. Somos testigos de primera línea del drama de millares de inmigrantes africanos que pretenden alcanzar el mundo desarrollado en frágiles embarcaciones que se aventuran por travesías peligrosas en las que la muerte es más que habitual para las numerosas pateras y los cayucos que intentan alcanzar las costas canarias.

Canarii pretende en este número recordar aquel pasado de dificultades y riesgos, desde el trágico hundimiento del ‘Valbanera’ hasta las duras travesías trasatlánticas en embarcaciones como el ‘Delfina Noya’ o el ‘Telémaco’… como ejemplos emblemáticos de una realidad en la que participaron numerosas embarcaciones de todo tipo y tamaño botadas al mar por la angustia y la desesperación.

Esta revista que tiene usted entre sus manos quiere rendir homenaje a aquellos emigrantes canarios, pero también quiere recordar a todos que el presente puede ser un espejo en el que nos veamos reflejados con el rostro de esos subsaharianos que llegan a nuestras costas (si no mueren en el intento) buscando un trabajo con el que poder sacar de la miseria a los suyos. Vaya con ellos nuestra solidaridad.

Recursos relacionados

Buscar artículos por

Fundación Canaria Archipiélago 2021