Inicio > Historia de Canarias > Arte y cultura: del Gótico a la Ilustración

Historia de Canarias

Arte y cultura: del Gótico a la Ilustración

La cultura dominante remite los moldes peninsulares con el Renacimiento, Barroco y Neoclasicismo para dar lugar a un poderoso movimiento ilustrado auspiciado por las capas más cultas de la aristocracia y la burguesía isleñas durante el siglo XVIII.

El arte en Canarias no es propiamente canario hasta el siglo XVII, cuando empiezan a realizarse obras locales en las islas, ya que desde la conquista las manifestaciones artísticas fueron foráneas. Con la llegada de dicho siglo comienzan a crearse talleres que cubrían la demanda interior. Aun así, el arte realizado en Canarias será retardatario en comparación con el que se hacia en la península debido a la lejanía de ésta.

El arte que se encuentra tras la conquista es foráneo y proveniente de la importación a través del comercio. Es por ello que se encuentran obras tanto de Europa como de América, siendo un reflejo de la multiculturalidad que se daba también en la propia sociedad que habitaba en las islas.

Las manifestaciones artísticas más importantes hasta la creación de los talleres locales eran, principalmente, las europeas destacándose las flamencas, italianas y peninsulares. El arte flamenco es muy importante en las islas ya que, debido al comercio con Flandes, éste se relaciona directamente con la historia económica de las islas, sobre todo con el cultivo y comercio del azúcar. Hay un gran número de manifestaciones artísticas flamencas, encontrándose principalmente en islas como La Palma, Tenerife y Gran Canaria.

Un ejemplo parecido, es el de las obras italianas importadas sobre todo por parte los genoveses establecidos en las islas. Por su parte, las importaciones peninsulares provenían principalmente de Andalucía y se remontan desde los primeros momentos tras la conquista. Su principal foco era Sevilla, convirtiéndose en el más importante tras la caída de las importaciones flamencas por el descenso del comercio con Flandes.

Las importaciones indianas no provenían solamente del tráfico comercial sino que eran enviadas por muchos emigrantes que residían en las indias o trayéndolas una vez que regresaban a las islas.

Con el siglo XIX, llega el gran cambio en el arte canario debido a muchos factores influyentes, tanto ideológicos como sociales, que abogaban por una renovación también en el plano artístico. La burguesía canaria es una de las partes más importantes que impulsan toda esta serie de cambios, ya que tienen conciencia de su posición e intentan imprimir el clima liberal que les define. Aparte de esto, los artistas comienzan a acudir a las academias de arte que se habían creado ya en el siglo XVIII, ya sea en las propias islas como en la península.

La temática, por su parte, es uno de los puntos que más variarán, destacándose ahora los paisajes, retratos y pintura de género apartándose de los temas religiosos que habían protagonizado las obras en siglos anteriores. Esto se debe, en gran parte, y como se comentó anteriormente, a que los mecenas no eran únicamente las instituciones eclesiásticas, sino también las públicas y los particulares, estando éstos conformados por la burguesía isleña.

La historia del arte canario, así como sus distintas etapas, ha sido trabajada por la catedrática de la ULPGC María de los Reyes Hernández Socorro.

Recursos

Buscar artículos por

Personajes históricos

Fundación Canaria Archipiélago 2021